Celebra la pureza de un nuevo comienzo.

 

Ha llegado uno de los momentos más especiales para los padres: la celebración de la fe de sus hijos.

La Primera Comunión marca un hito en la vida de un niño católico. Es un paso significativo en su crecimiento espiritual.

Es una oportunidad para reunir la familia y amigos. Compartir alegría y gratitud por este momento especial en la vida del niño.

Las sesiones de fotos de comunión en la que puede participar toda la familia es una oportunidad para fortalecer los lazos familiares y crear recuerdos significativos.

 

Consigue un recuerdo inolvidable de este día tan especial y único.

 

¿Cómo funciona?

Las sesiones de comunión pueden tener lugar en nuestro estudio o en el exterior

Una fotografía se compone de detalles. Por eso trabajamos con un número limitado de sesiones y es imprescindible reservar.

Nuestros packs de sesiones de fotos para comunión están diseñados para adaptarse a las necesidades y preferencias de cada familia.

Cada año preparamos unos packs de comunión en los que puede ir incluido o no el álbum.

¿Sólo quieres fotos digitales? No hay problema. El reportaje sin álbum es muy común ya que es más económico y la entrega más rápida.

Lo ideal es fotografiar entre los meses  de enero y marzo, para que todo esté listo a tiempo, sobre todo si contratas un pack que incluya álbum. 

 

 

¡Reserva ya una sesión de fotos para tu hijo !

Precios desde 250€.

Ninguna sesión es igual a otra. Cada sesión debe ser planificada por nosotros. Por lo que el precio de la sesión incluye: 1. Consultas previas a la sesión; 2. Preparación de la sesión. 3. Preparación de las prendas (todo el material utilizado en la sesión se limpia y desinfecta antes de la siguiente sesión). 4. La sesión; 5. Preparación de la galería privada; 6. Edición; 7. Impresión de las fotos; 8. Montaje del álbum (siempre de acuerdo con el pack contratado).
Las sesiones de Comunión se pueden realizar tanto en el estudio como en el exterior, siendo la combinación de ambas una gran opción para las familias ya que incluyen más fotografías.
Estamos ubicados en la zona de Olivereta.
Las sesiones de comunión en estudio siempre marcan tendencia minimalistas. Son sesiones clásicas y atemporales. El protagonista de la sesión es tu hijo.
Las sesiones suelen tener lugar en parques, en la playa, jardines, etc, siempre disfrutando de la luz natural. En verano las sesiones ocurren preferentemente al atardecer aprovechando la luz cálida y suave.
Lo ideal es fotografiar entre los meses  de enero y marzo, para que todo esté listo a tiempo, sobre todo si contratas un pack que incluya álbum. Por eso, es muy importante planear com tiempo la sesión para asegurarnos de que tengamos una agenda disponible. 
¡Por supuesto que sí! Los papás y hermanos pueden participar en la misma sesión contratada. 
Las sesiones de comunión se realizarán bajo cita previa. Podéis reservar por teléfono o WhatsApp. Para reservar una sesión de comunión se requiere un depósito del 20%. El 80% restante deberá pagarse el día de la sesión.
En el caso de cancelación de la sesión por motivos personales se perderá el importe de la reserva. También se perderá en el caso de que no se acuda a la sesión el día y la hora acordada. Los gastos de reserva sólo se reembolsarán por casos de fuerza mayor y justificados legalmente con un documento que lo prescriba el motivo (fallecimiento, enfermedad, etc). En este caso se os cambiará la fecha para realizar la sesión o si devolverá la reserva.
Es importante que seáis puntuales para la sesión fotográfica para garantizar un buen resultado y poder aprovechar el tiempo contratado por la sesión. Caso de sufrir un retraso en la puntualidad por parte del cliente, no se garantiza que se pueda disfrutar del tiempo contratado y se dispondrá de menos tiempo efectivo para la sesión.
La difusión de las fotos en las redes sociales y en nuestra página es importante para nuestro trabajo y es, sin duda, la forma en que has llegado a nosotros. Sin embargo, estamos comprometidos con la Ley de Protección de Datos. Por lo tanto, si no desea que se publiquen las fotos, le rogamos que nos lo comunique. No cobramos ninguna tarifa adicional si decides no publicar tus fotos.
Dentro de los 4 días a la sesión recibirás una contraseña para poder acceder a tu galería privada con las fotos y elegir las que quieras. Una vez elegidas, la entrega normalmente tardará unas 3 semanas. Dependiendo del número de fotos elegidas, este plazo puede ser mayor.
Depende del pack elegido (digital o impreso). Sin embargo, las fotos digitales siempre se entregan en alta resolución y sin marca de agua.
Es responsabilidad del cliente descargar y resguardar los archivos digitales. Manteremos los archivos digitales por 30 días desde que estos han sido enviados al cliente. Después de este tiempo, los archivos se borrarán permanentemente.
Los álbumes tienen un plazo mínimo de maquetado de 1 mes.
No. Las imágenes siempre se entregan retocadas.
No. Tan solo se entregan las fotos selecccionas y ellas siempre van retocadas. Todas las demás fotos quedaran descartadas.
Siempre vosotros. Os creamos una galeria privada, para que desde casa podáis ver todas las fotos de la sesión y elegir las que o más os gusten.
Por supuesto que sí. Siempre tenéis opción de adquirir fotografias adicionales.

¿Por qué celebrar a comunión con una sesión de fotos?

La celebración de la primera comunión es un evento importante en muchas culturas y tradiciones, especialmente en aquellas de fe católica. Para muchas familias, este momento marca un hito significativo en la vida de un niño, ya que simboliza su recepción del sacramento de la Eucaristía.

La sesión de fotos es una forma de capturar y preservar esos recuerdos especiales. Muchas familias optan por hacer una sesión de fotos como parte de la celebración de la primera comunión por varias razones:

  1. Recuerdo tangible: Las fotografías proporcionan un recuerdo tangible de un día tan importante en la vida del niño. Permiten a la familia y al niño mirar hacia atrás en el futuro y revivir esos momentos especiales.

  2. Documentación del evento: La sesión de fotos documenta el evento en detalle, capturando la emoción y la belleza del día. Esto puede incluir fotos del niño en su traje o vestido de comunión, con la familia y amigos, y durante la ceremonia religiosa.

  3. Celebración y orgullo: La sesión de fotos es una oportunidad para celebrar el logro del niño y su compromiso con su fe. Es una forma de mostrar orgullo por el niño y todo lo que ha alcanzado.

  4. Regalo para familiares y amigos: Las fotografías de la primera comunión también pueden servir como un regalo significativo para familiares y amigos que no pudieron asistir al evento. Permiten compartir la alegría del día con seres queridos que pueden estar lejos.

  5. Tradición cultural: En algunas culturas, la sesión de fotos de la primera comunión es una tradición arraigada que se ha llevado a cabo durante generaciones. Es una parte integral de la celebración y se espera como parte del proceso.

En resumen, la sesión de fotos de la primera comunión es una forma de conmemorar y celebrar un momento significativo en la vida del niño y su familia. Proporciona recuerdos duraderos que pueden atesorarse durante años y generaciones venideras.

 

¡Reserva ya una sesión de fotos con nosotros!

Hola ¿Puedo ayudarte?